miércoles, 28 de febrero de 2018

Gana 5000 Tokens gratis.
Copia y pega tu dirección ETH y envíala.
Únete a su Telegram y pega el código generado para ganar los Tokens.
Pincha aquí para acceder



Gana 5000 Tokens gratis en web de Póker

Gana 5000 Tokens gratis.
Copia y pega tu dirección ETH y envía.
Únete a su telegram y copia y pega el código allí.

Código:

https://goo.gl/Ynh2qa




miércoles, 14 de febrero de 2018

El futuro de las Criptomonedas





Tras el milagro del Bitcoin, algunas criptomonedas se han disparado en el 2017 como es el caso del Ethereum o el Ripple.

En el 2018 más instituciones se apuntarán al carro de este mercado, lo que hará que muchas criptomonedas aumenten de valor vertiginosamente, mientras otras se quedarán por el camino, o permanecerán estables, como supongo será el caso del Bitcoin.

El mundo cripto es variable, apasionante e inseguro. Hay mucho engaño y hackeos constantes. Si tengo que recomendar un monedero que además está en español, sin duda sería Coinbase. Es perfecto para empezar y tiene las monedas principales (Bitcoin, Ethereum, Bitcoin Cash y Litecoin), además se puede usar la tarjeta de crédito o transferencia bancaria, aceptando Euros para tus transacciones.

Las subidas y bajadas en este año serán constantes, el Bitcoin podrá variar de los 4000 a 30000 a lo largo del 2018, pero se mantendrá sin más problema.

Aventurarse a decir qué criptomonedas serán las reinas del 2018 es una locura y un gran atrevimiento, pero mi lista de posibles criptos que pueden saltar a la fama son:

IOTA (MIOTA)  - Pensada para micropagos en el Internet de las cosas, Iota ha tenido un crecimiento del 500% gracias al anuncio de acuerdo con Microsoft, también he leído por ahí que la Volkswagen podría sumarse al carro. Si todo va de acuerdo con lo previsto, IOTA sería una buena inversión a medio y largo plazo. Uno de sus inconvenientes es su wallet, que funciona a duras penas. Deberían mejorar cuanto antes el monedero.

ADA (CARDANO)  - Cardano no utiliza el algoritmo de prueba de trabajo dependiendo de mineros, sino que usa el algoritmo de prueba de participación (Ourobos), mucho más seguro con un modelo criptográfico. Si bien es una lotería, yo apostaría por esta moneda a largo plazo. Su wallet Daedalus está en beta y se requiere paciencia para la descarga. El momento de comprar tanto IOTA como ADA es ahora, cuando los precios aún son bajos. Luego no digan que no avisé...

RIPPLE - Esta moneda procesa transacciones mucho más rápido y más barato que el Bitcoin. Además anunció a finales de noviembre un acuerdo con American Express en su plataforma FXIP para enrutar los pagos a través de la red blockchain de Ripple. También es un buen momento para invertir pues los precios no son disparados aún.

DOGECOIN - Pues si, Dogecoin, su precio irrisorio hace que te puedas gastar unos pocos euros y tener un fondo por si este año, año del perro chino, llega a 1 euro o casi... Siempre hay que tener un poco de Dogecoin guardado por si las moscas y también por cariño :D

Dicho esto, todo es posible en el mercado de las criptos, así que nunca inviertas el dinero que no puedas perder. Y acostúmbrate a ver que tus monedas pierdan su valor casi por completo en dos días. Pero también... prepara la maleta para dar la vuelta al mundo si aciertas con tus pronósticos.

Ahí lo dejo. ¡Suerte!

Y  recuerda que al abrir una cuenta en Coinbase a través de mi enlace, los dos podremos ganar 10 eurillos :D


miércoles, 6 de diciembre de 2017

La estética Rocker

Trabajo sobre la estética Rocker que realicé en la Universidad para la asignatura "Teoría del Arte".





Índice:



1 – ¿Qué es un rocker?

2 – El movimiento en España.

3 – Viviendo al margen.

4 – El arte de masas.

5 – La estética rocker.

6 – El día que murió la música.

7 – Bibliografía.

1 – ¿Qué es un rocker?


El movimiento Rocker surge en Inglaterra a mediados de los 50. Los rockers salen de los Café Racer (este término se acuña en Inglaterra y describe un estilo de motocicleta utilizada para realizar paseos rápidos de un café a otro).


El término rockabilly (estilo musical) es la unión de las palabras rock y hillbilly (variedad del country conocida como hillibilly music). El rockabilly también está infuenciado por el swing, el rhythm & blues y el boggie.


Amantes del Rock and Roll, aman a Elvis sobre todas las cosas y algunas fuentes afirman que su origen se encuentra en Estados Unidos. Otro icono rocker es la película “The Wild One” (“Salvaje” en España), basada en la novela corta The Cyclists’Raid, escrita por Frank Rooney y publicada en la revista Harper’s Magazine en 1951. Motoristas rebeldes con chupas de cuero, organizando altercados en las calles de Wrightsville.


Herederos de los Teddy boys (con sus levitas de la época eduardiana), los rockers optan por un estilo más callejero: pantalones vaqueros con cinturones de enormes hebillas de metal, botas camperas de punta afilada y su inconfundible tupé. El género femenino rocker también se enfunda en pantalones tejanos con dobladillo, faldas de tubo por debajo de la rodilla y pelo teñido.



Con el sonido denso de su contrabajo, la música te transporta a las salas de baile de los institutos americanos de los 50, a la fiesta de fin de curso, a los cafés de Londres, al baile en pareja, al rock. En sus letras, utilizan palabras de la jerga callejera para nombrar a su chica y a su enemigo “Leave my kitten alone”. Son pura rebeldía. Rebel, baby.


En los 80 surgen grupos como los Stray Cats con su Neo-rockabilly, más cañero y agresivo, o Los Cramps, que maman del punk-rock formando lo que se denominó Psychobilly.


A principios de este siglo se vuelve a los clásicos, se intenta recuperar el estilo y los festivales como el Rockin Gijón son un buen ejemplo de ello.


Amantes de las motos, en especial por las Harleys, el Rock, Rockabilly o Rhythm and Blues, el mundo Pin Up y los tatuajes, los rockers forman un movimiento que revive en España en los años ochenta, desterrados de la movida madrileña, nostálgicos e independientes, muestran su característica principal: la rebeldía.


Hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial, las motocicletas gozaban de prestigio en la sociedad británica, generaban una imagen positiva del conductor al estar ligada a una situación desahogada económicamente. A partir de los años 50, la clase media pudo tener acceso a los automóviles, por lo que las motocicletas pasaron a ser un transporte para gente de clases sociales más bajas.

Debido a esto, a su forma de vestir y a su forma de bailar, fuera de los controles de las salas de baile, los rockers no fueron muy bien recibidos en pubs y discotecas. A pesar de su oposición al consumo de drogas, se les consideraba conflictivos y no se dudaba en cortarles el paso a las salas. Su bandera sudista cosida en la parte trasera de sus cazadoras, ayudaba a fortalecer el mito de pendencieros y maleantes.


Su eterna lucha de pandillas con los Mods, de un estilo más acorde con la filosofía de las salas de baile, hizo que los rockers sufrieran un aislamiento de los sitios de moda y comenzaron a reunirse en locales propios y a abrir sus propias salas de baile.


Un icono de la noche rocker asturiana es, sin duda, el Savoy Club, donde la música rock suena desde hace décadas sin descanso.


En la actualidad estos locales se empiezan a poner de moda entre la juventud, así como la estética rocker, pero perdiendo su filosofía de vida y muy alejados de los primeros valientes de finales de los 70, que no dudaron en sujetar el tupé con agua y azúcar para que se mantuviera toda la noche impecable.






2 - El movimiento en España.




A finales de los 70 y principios de los 80, un grupo de jóvenes rebeldes, amantes de la libertad, artistas por defecto y roqueros por derecho, salen a las calles para inundar sus corazones vírgenes e inocentes de música, cerveza y cigarrillos. Su hambrienta juventud se encuentra con la pelvis del rey moviéndose desenfrenadamente a ritmo de una guitarra que, irremediablemente desearán aporrear.


El 2 de octubre de 1978, los cines del país se inundan de adolescentes esperando que Danny Zuko y Sandy Olson les transporten a los Estados Unidos de los años 50, al salir del cine, la vida de alguno de ellos había cambiado para siempre. Oh, Sandy…





Grease





En las calles de Madrid y Barcelona, y más tarde en las del resto del país,  comienzan a asomar los primeros tupés y chupas de cuero, jóvenes sedientos de creación, ansiosos por descubrir… Muchos de ellos, aún en pañales no estaban preparados para sacar toda esa estética y pensamiento en una sociedad en transición, aún con muchas barreras para los nuevos movimientos y heredera de una dictadura que seguía poblando los institutos. Pero a pesar de todo, el Rock & Roll se abrió un hueco entre una parte de la juventud para quedarse eternamente.







Dame Rock:

El mercado musical nacional era, durante la década de los 80, cada vez más diverso y el público se hizo selectivo. Las ramificaciones dentro de los propios estilos, hicieron que el público fuera cada vez más sectario.


Los rockers españoles mostraban una diferencia notable con respecto a sus colegas del mundo del pop: eran todos, casi sin excepción, gentes de barrio, de suburbio periférico, pertenecientes a clases medias. Formaban parte de un grupo social que en aquellos años se mostraba aún muy reivindicativo.


Con tantos estilos diferentes y sonidos distintos, la música no paraba de fragmentarse, lo que formaba miles de clanes diferentes, cada uno con sus propios seguidores, muchas veces dentro de la misma corriente musical.


Entre la música Rocker te podías encontrar con bandas como Los Tornados, con un sonido basado en los años 50, hasta grupos más comerciales como Tennessee, pasando por el punkabilly de Los Coyotes o de Los Trogloditas.


No cabe duda de que Madrid fue el epicentro de la cultura en aquella época, o, al menos, de aquel tipo de cultura, pero más por ciudad de gestión y medios que por desarrollo de la misma y ganas de la gente, pues en otros rincones del país el movimiento y “la movida” entró en las ciudades donde la gente joven la recibió con las mismas ganas.





¿Racismo?


Eran años también de movimiento conceptual, de experimentación y de desarrollo intelectual. Cada uno convivía con aquel movimiento cultural y plural como mejor sabía. Muchos lo vivieron como parte de una locura desenfrenada, otros salían del armario aprovechando la coyuntura, muchos coquetearon con todo tipo de drogas que, en algunos casos, potenciaban su capacidad creativa, y otros tocaban la fibra sensible con sus provocadoras letras.


Los Ilegales, no muy aceptados por el público conservador, levantaban polémica considerándose algunas de sus letras racistas:



¡ Hippies! No me gustan los hippies,
Hay una cosa que se llama jabón,
mata los piojos y te quita el olor.
¡Nazis!, simpáticos los nazis;
Nazis, conozco muchos nazis…
En la noche alemana los judíos rezan.
¡Rockers!, ¿qué pasa con los rockers?, ¡rockers!
Yo soy un rocker; diez años de lucha solitaria,
¡son los suficientes para reventar!



Se tenía la idea de que los rockers eran unos descerebrados racistas y que lucían la bandera confederada defendiendo la ideología extrema.
En realidad, en España nunca se ha vinculado el rockabilly con ningún grupo político de ese tipo, todo lo contrario, en los ambientes rockers existe una gran libertad ideológica y de pensamiento y los debates políticos están abiertos a cualquier tipo de postura que respete siempre la libertad de las personas.

Pero, en el caso de Los Ilegales, sólo era provocación. Mal entendida por una buena parte del público.

Teddys:

La imagen Teddy Boy ha sido una de las que mejor se ha mantenido a lo largo de los años, es, quizás, el tipo de rocker que más defiende su estilo y se caracteriza por una infinita elegancia en el vestir. Las grandes patillas y las levitas largas están siempre presentes en su estética.









En algunas ocasiones, sus largas chaquetas lucen las solapas, puños y borde de los bolsillos forrados de terciopelo. Sus pantalones fueron poco a poco estrechándose y acortándose y llegarían a mostrar el calzado. Las cortabas son muy finas o con lazo “Slim Jim” o corbata “Maverick”, las corbatas que se usaban en el oeste americano. El chaleco puede estar confeccionado con tejidos lisos o de fantasía. Sus zapatos Oxford muy pulidos, o gruesos con suela ancha “Creepers” se han puesto muy de moda en la actualidad. Tiene su origen en los años siguientes a la II Guerra Mundial, cuando los soldados de las bases del norte de África llevaban botas de lona con suelas de goma muy dura para aguantar tanto el calor como el frío y también para protegerse ante las posibles minas. Al abandonar el ejército, muchos lucían estos zapatos en las noches de los barrios de King Croos y Soho para demostrar su paso por el ejército.


Es interesante mirar algunas de estas imágenes y preguntarse sobre si tienen o no belleza y hasta que punto rechazamos su belleza al estar condicionadas por grupos sociales.

Supongo que, en buena medida, esta sensación se podría comparar con la que nos sucede ante la experiencia estética que sufrimos ante un fenómeno natural. En cualquier caso, estas condiciones se dan y nos ocasionan sensaciones de armonía que pudiéramos considerar estéticas.

¿Podemos rechazar la belleza de un paisaje porque consideramos que es un simple desarrollo natural? Realmente no, y si le damos la vuelta, también podemos considerar que es precisamente esa belleza natural la que nos hace disfrutar del paisaje y admirarlo, considerarlo bello y sublime.

Los teddys son grupos sociales minoritarios, ajenos a nuestros ideales, pero pueden parecernos bellos, eternos, salvajes, podemos admirarlos y contemplar su estética desde la misma óptica con la que contemplamos un amanecer, y asombrarnos, transportarnos a tiempos pasados y desconocidos.
1954, Londres. Teddy Boy.

3- Viviendo al margen


“Por consiguiente, ¿qué merezco que me pase por ser de ese modo? Algo bueno, atenienses, si hay que proponer en verdad según el merecimiento. Y, además, un bien que sea adecuado para mí. Así, pues, ¿qué conviene a un hombre pobre, benefactor, y que necesita tener ocio para exhortaros a vosotros? No hay otra cosa que le convenga más, atenienses, que el ser alimentado en el Pritaneo con más razón que si alguno de vosotros en las Olimpiadas ha alcanzado la victoria en las carreras de caballos, de bigas o de cuádrigas.” (Platón, Apología de Sócrates)


Todo individuo particular puede servirse de las ideas recibidas y ser suficientes para él para conformar su propia filosofía. En cambio todo puede cambiar cuando estos individuos particulares entran en contacto con otros individuos ajenos a su círculo.


¿Puede ser que la gran mayoría de la sociedad no esté en condiciones de practicar un análisis distinto de la realidad? Es sabido que si, la gran mayoría de la sociedad sigue las normas establecidas aceptando la filosofía cercana. Pero también sabemos que sin la presencia de una minoría capaz de enfrentarse a esta disciplina con sus nuevas ideas, una minoría capaz de criticar a la sociedad mayoritaria, de romper los moldes establecidos y de subir el volumen de su atronadora música al umbral del dolor, se descendería a hacia los más bajos niveles de infantilismo en el plano público.


El movimiento rocker surge ajeno a las normas establecidas. Sus looks perfectos se mezclan con lo simple, y desde las raíces de América, este look se fusiona con lo establecido para ir más allá de las prendas, de la música, se busca el rincón más salvaje del ser humano ajeno a las normas impuestas. Y se resume en una palabra: actitud.


Esta fotografía no es casual. Se trata de “El Taki”, un amigo que ya no está entre nosotros y que no podía faltar en este trabajo. Uno de los nuestros.


Siempre Taki.



4 - El arte de masas


Las nuevas tecnologías introducen despiadadamente en nuestros hogares el arte popular. Las distinciones de clase marcan el camino a seguir, la eliminación de lo que “no te gusta” supone el encasillamiento en un determinado estilo, el no querer salir de su línea para no corromper tu ya adoptada, filosofía de vida.

Tal vez, el elegir un determinado estilo de vida, un determinado arte popular, dependa de tu formación cultural. Un chico que se ha criado en la calle tomará antes el camino del Rock que un chico educado en un colegio privado, donde el gran control ejercido sobre su persona hace que le sea más difícil lanzarse al endiablado mundo del tupé,  los tatuajes, la música molesta y el inconformismo social.

También es fundamental en la elección de un estilo de vida, la relación que puedes tener con tus progenitores. La atracción a determinada música, a determinada estética, puede deberse a un rechazo hacia ella por parte de tus padres o maestros. La rebeldía es parte sagrada del Rock & Roll.

Estos factores psicológicos y sociales pueden condicionar la disposición de cada individuo a caer en determinadas bandas populares, escuchar un estilo musical en concreto y dedicar horas en peinar su tupé como si no hubiera un mañana, como si a cada engominado sintiera una liberación social impensable en el acto de anudarse una corbata.

El arte popular se empeñará en activar las emociones de sus fieles y hacer que dependan de él como forma de vida, como una forma de liberación social, y el individuo buscará ser adoptado en una nueva familia que le entienda y aplauda. Esto hará también que viaje en el tiempo a través de varias generaciones con sus propios códigos éticos y morales.

El Rockabilly lleva viajando en el tiempo desde los años 50…

Noel Carrol en su libro “Una filosofía del arte de masas”  habla de la teoría de la simulación… Si quieres entender a un Rocker, ponte en su lugar, asume sus creencias y observa cómo te sientes.

Te diré que, irremediablemente, habrás caído en las garras del  Rock & Roll.



5 - La estética Rocker



¿Qué hace a un Van Gogh más bello que a un grabado alemán del siglo XVIII? ¿Es realmente más bello? ¿Por qué cuando estudiamos pintura nos quedamos fascinados con el impresionismo para luego renegar de ello? ¿Por qué diferentes cánones son capaces de convivir?
Greenberg venía a decir que el ojo debía ser entrenado para poder disfrutar el arte, debemos ser espectadores y no más artistas que el artista.


Sería un error viviseccionar el ojo con la navaja de Buñuel para contemplar estos grupos sociales, o lo bello dejaría de serlo automáticamente.


Para Gerard Genette “una obra de arte es un objeto estético intencional o, lo que es lo mismo, una obra de arte es un artefacto (o producto humano) con función estética.


Pero ¿cuándo se cumple esta función estética? Lógicamente cuando produce un efecto estético en el espectador, cuando reacciona ante la estética. El peso se encuentra en el lugar del artista, basta con que él quiera dotar a su producto de una función estética para que se cumpla. Bastaría simplemente con esa intención para que el objeto sea una obra de arte.


Rockers, Teddys, un buen día de su juventud decidieron crear arte en sus cabezas, su pelo lacio, sin forma, algo que “no era bello” se convirtió en bello por el mero hecho de querer serlo, de querer crear una obra de arte para que fuera contemplada en las calles de Londres o Barcelona.


 El pensamiento clásico no separó el arte de la técnica, igual de artistas eran un carpintero que un poeta. En la cultura griega aparecerán algunas distinciones que luego se usarán en Roma para designar a las artes en “serviles” y “liberales”, según necesitaran de un esfuerzo físico o no para ser llevadas a cabo. Por ejemplo, la música o la lógica se consideraban artes liberales, y la pintura, servil.


Tras “La Fuente” de M.Duchamp se abría una nueva posibilidad artística, el Ready-made o “arte encontrado”, una manipulación de los objetos ya existentes para dotarlos de un sentido estético más allá de su propia función.


Con esto no estoy diciendo que la estética rocker posea una base dadaísta, pero sí persiguen una dignificación del objeto cotidiano mediante una modificación forzada por una corriente ideológica y musical. Una cabeza con tupé es un desafío social, es una forma de considerar algo artístico cuando no lo era. Y la brillantina será el puente hacia lo sublime.


Todo tiene sentido, los tupés, las chupas de cuero, el dobladillo de los tejanos, la huella del autor se refleja patente en cada individuo. Todos se encuentran en el mismo movimiento pero son completamente individuales, cada uno crea, inventa, sitúa el punto de mira del espectador en alguna parte de su cuerpo. Lo callejero se torna bello, elegante y majestuoso.


Me atrevería a comparar el movimiento rocker con el arte conceptual, pues detrás de su estética callejera e incluso marginal, se encuentra toda una filosofía de vida. Uno puede ser rocker sin llevar tupé (que se lo pregunten a los cincuentones), su apariencia es un simple soporte de su ideología, una forma de sacarlo al mundo, pero no es la idea, la idea está detrás envuelta en notas salidas de la guitarra de Warren Smith.


Entendido como una liberación ante problemas económicos y sociales y como unas ganas infinitas de “hacer ruido”, el movimiento rocker es y ha sido siempre, un movimiento idealista al margen de cualquier aspecto formal, dotado de un idealismo objetivo que estaba por descubrir.








Independientes, serios, fuertes y formales.



Piranesi resume así su poética:


“No, un artista que quiera hacerse un nombre y elevarse por encima de lo común, no debe contentarse con ser un fiel copista de los antiguos, sino que, estudiándolos, debe mostrar un genio inventor y por así decir creador y, combinando con sabiduría lo griego, lo etrusco y lo egipcio, hallar el medio de inventar nuevas maneras y nuevos ornamentos.”




El rockabilly reúne diversos estilos musicales: rock, country, hillbilly western swing, rhythm & blues, boggie woogie y la música Folk de los Apalaches, ahí es nada. Goethe contrapone el estilo como “grado superior adonde se puede llegar, el grado donde se deben equilibrar los mayores esfuerzos humanos, un lenguaje para expresar de nuevo, a su modo, lo que ha captado con el alma; para conferir una forma peculiar y característica a un objeto”.


Con todo esto, gracias a la toma de conciencia de lo antiguo, brota lo moderno, lo progresivo, nace el rockabilly introduciéndose en la historia, así se construye un nuevo tipo de música innovadora y transgresora que calará muy hondo en una parte de la juventud.


Movimiento universal:




“El gusto no es un estado sino un proceso mediado por la experiencia individual y la socialización. Asimismo, reacio a seguir los principios metafísicos y los de autoridad o los prejuicios, se despliega a través de las observaciones frecuentes en todas las clases de bellezas, del ejercicio de un arte y las comparaciones entre una gama amplia de obras pertenecientes a las épocas y los pueblos más diversos. “ (Simón Marchán Fiz)




Simón Marchán defiende que en un primer momento, el gusto es relacionado con la fisiología, con el “gusto sensual”, que afecta a las sensaciones, incluidas las que se destilan la música o la pintura, el gusto es extrapolado a estos ámbitos como gusto metafórico ligado a los sentimientos que despiertan.




Nadie pone en duda la universalidad del gusto, pero por otro lado, cada sujeto, cada movimiento, posee su propia apreciación subjetiva. Un rocker no es un roquero al uso, es un nuevo artista, un creador de su propia belleza interior que asoma en forma de tupé. Un movimiento universal, que viaja a través de la música aparcando su cádillac en el Tibidabo.


¿Pero, es realmente bello?


Para Kant lo bello es aquello que place, lo bello es desinteresado y desprendido de todo interés, entre ellos el de la fuerza de aprobación. No se admiten juicios, se ama o no se ama, se desea y se tiene, la belleza puede estar en el dobladillo de un vaquero, en el olor a gasolina de la Ruta 66, en el luminoso de una sala de baile “bello es lo que es conocido sin concepto como objeto de una complacencia necesaria”.


En el movimiento rocker se aprecia la visión kantiana sobre la belleza, la experiencia estética se asume como una contemplación de lo bello, como un abandono de las actitudes normales, como una práctica desinteresada, un olvido del si para asumir un estilo, la belleza libre es la auténtica belleza.


Lo bello, en vez de conmover, encanta, puede ser pequeño y a pesar de todo, complacer a los sentidos. Podría poner un ejemplo de una representación bella refiriéndome a las maravillosas Pin Ups rockers, ellas agradan de una forma bella y diferenciada de lo sublime.

Para Kant, estas dos categorías estéticas, lo bello y lo sublime, sólo requieren la contemplación para satisfacer, no hace falta poseer el objeto representado.



6 - El día que murió la música



El día que murió la música hace referencia al 3 de febrero de 1959 cuando los músicos de Rock & Roll, Buddy Holly, Ritchi Valens y The Big Bopper murieron en un accidente de aviación durante la gira que estaban realizando. Su avión se estrelló en Iowa, en un campo de maíz.


Este hecho terrible hizo que Don Malean compusiera su gran obra “American Pie” (1971)



“ Y los tres hombres que más admiro, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, tomaron el último tren a la costa el día en que la música murió”


Una sucesión de errores e infortunios hicieron que el avión se estrellara causando un fuerte impacto en la época, las fotografías del accidente dieron la vuelta al mundo.


Algunos de los titulares de la época fueron:

  • Holly contrató una avioneta pilotada por un joven inexperto.
  •  
  • En un principio, Valens y 'Bopper' no iban a volar.
  •  
  • El hallazgo de una pistola cuestionó la hipótesis del accidente.




Elvis Presley envió un telegrama desde Alemania, donde se encontraba en esos momentos, transmitiendo su condolencia y pena por esa terrible pérdida. 


Miles de artistas del momento acudieron a su entierro. El Rock and Roll había recibido un último gran golpe, en un momento en el que ya había sido convertido en un producto de consumo.


Se habían ido tres de “los nuestros” y con ellos, la última esencia pura del Rock and Roll.


Esta fecha quedará registrada en los anales del rock como “El día que murió la música” y la frase, a mi entender, fue de lo más acertada…


Pero los valientes rockers que aún pueblan las aceras, siguen manteniendo vivo el espíritu de aquel movimiento que salió de las calles de Londres, que se extendió por el mundo saltándose las barreras de las discográficas y las modas pasajeras.





El Rock & Roll ha muerto. ¡Viva el Rock & Roll!














7 - Bibliografía:


-        La Disolución del Clasicismo y la Construcción de lo moderno. Simón Marchán Fiz (2010)

-        Rockers… Desterrados de la Movida. Lauren Jordán (2009)


-        En teoría, es arte: una introducción a la estética. Sixto J. Castro (2005)

-        El sentido de la vida. Gustavo Bueno (1996)


-        Una filosofía del arte de masas. Noel Carroll (1998)

-        La Movida. José Manuel Lechado (2005)

domingo, 28 de mayo de 2017

¡Gana 35 euros para viajar GRATIS!

Lo primero que tienes que hacer es registrarte en Airbnb, pero sólo si lo haces a través de una invitación ganarás tus primeros 35 € para viajar GRATIS.

Pincha en el enlace y yo también ganaré dinero para viajar gratis :)

www.airbnb.es/c/adac56